Whisky Escocés

Whisky escocés del mes

Chivas Regal 12 años

Excelente y agradable.

Desde 22,94€



¿Cuál es el origen del whisky escocés?

Cuando escuchamos la palabra Escocia pensamos rápidamente en la tierra de William Wallace, la gaita y el Monstruo del Lago Ness. Sin embargo, no podemos olvidarnos de una de las bebidas más conocidas en el mundo, el whisky

El origen del whisky escocés es un poco difuso, pero, aún así, desde Planeta Whisky os hemos preparado un camino por la historia, en la que intentaremos que descubras el origen del whisky escocés. 

El primer registro de un whisky escocés data del año 1494, cuando el Rey de Escocia encomendó a la Abadía de Lindores que preparasen ‘’acqua vitae’’, denominado en latín ‘’agua de la vida’’. 

Sin embargo, se cree que muchos años antes de la fecha del primer registro oficial, ya se consumía whisky. Esto se debe a que buscaban aprovechar la cebada empapada por la lluvia, de forma que al destilar, se producía whisky. 

En 1644 se gravó el whisky con un impuesto, lo que hizo que las destilaciones de whisky ilegales aumentaran en todo el país. Para que nos hagamos una idea de la gravedad, en 1780, Escocia contaba con una decena de destilerías legales y más de cuatrocientas destilerías ilegales. 

barril histórico del whisky escocés

Después de años y años de protestas por los impuestos, en 1823, el Parlamento de Escocia suavizó la legislación impositiva que afectaba a las destilerías. 

De esta forma, a través de la Ley ‘’Exercise Act’ se consiguió dificultar el funcionamiento de las destilerías ilegales. 

Así la producción del whisky escocés experimentó un gran auge. Además, gracias al nuevo proceso de producción, el alambique Coffey, o también conocido como destilación continua, se alcanzaron niveles de producción nunca vistos en Escocia.

Un hecho muy destacable también en la historia del whisky escocés fue la filoxera. Fue una plaga de pulgones que destruyeron las producciones de vino y coñac francesas, lo que hizo que todas las bodegas de Europa quedasen afectadas. 

Desde entonces, la producción del whisky ha experimentado un continuo crecimiento, esquivando todos tipo de hechos históricos, para así llegar hasta hoy, donde el whisky escocés se disfruta en más de 200 países. 

¿Te ha parecido interesante el origen del whisky escocés? Pues no te pierdas el origen del whisky irlandés, te dejará boquiabierto…

¿Cómo se elabora el whisky escocés?

¿Aún no sabéis cómo se elabora el whisky escocés? Pues estás en el sitio idóneo para descubrirlo amigo. ¡Vamos allá!

Para elaborar un Whisky Escocés de calidad debemos cumplir con los estándares que la Orden del Whisky Escocés de 1990 requiere.

Este whisky se destila con agua y cebada malteada a 94,8º de alcohol para después añejarse en barricas de roble.

Para su proceso de elaboración se aconseja no añadir otros componentes que no sean caramelo o agua. Y muy importante whiskeros, nada de embotellar con menos de 40 grados de alcohol.

Y ahora, una vez que sabemos los requisitos a tener en cuenta para llevar a cabo la elaboración del whisky escocés, vamos a descubrir paso a paso cómo elaborarlo. Pero… ¿Os podréis aguantar las ganas de probarlo?

¡Vamos a comprobarlo!

  1. Sumergimos la cebada en agua y la esparcimos en la base de malteado. Una vez haya brotado, la secamos en hornos de aire caliente durante tres días, hasta que consiga el nivel de tostado que queremos.
  2. Mezclamos con agua caliente la cebada molida que hemos obtenido, para así obtener un líquido muy dulce, conocido como mosto.
  3. El mosto obtenido lo vertemos en tinas, le añadimos la levadura y lo fermentamos, de forma que los azúcares del mosto se conviertan en alcohol del 8%.
  4. Este mosto fermentado lo calentaremos en destiladores de cobre. Finalmente, el licor que hayamos conseguido de mayor calidad lo almacenaremos en barricas de roble para así conseguir ese color y aroma tan característico.

¿Cómo tomar el whisky escocés?

Una vez que ya eres todo un experto en whisky escocés, supongo que estarás deseando probarlo. Para ello, no te precipites y conoce bien cómo tomar el whisky escocés de la forma correcta

  • La mejor forma de tomar el whisky escocés, aunque es válido para cualquier tipo de whisky, es solo, es decir, sin mezclarlo con ningún otro líquido. De esta forma, el aroma y el sabor serán más intensos.
  • El whisky escocés se bebe en copas de coñac. Son un poco más pequeñas que las copas de vino, pero son perfectas para el whisky escocés, ya que cuenta con una amplia boca, lo que facilita que puedas beber y percibir los aromas.
  • Si eres un amante del whisky frío, no eches cubitos de hielo. Un amante del whisky frío debe utilizar unas rocas de esteatita, las cuales habrás enfriado previamente en el congelador. De esta forma podrás disfrutar de un whisky frío sin que el hielo afecte al aroma o sabor.

Ahora que ya conoces la mejor forma de tomar el whisky escocés, solo queda llevarlo a la práctica y disfrutar. ¡Aquí te dejo los mejores productos para que disfrutes de tu whisky escocés como el que más!

¿Quieres tener la sensación de disfrutar de tu whisky como si estuvieras en una taberna escocesa? Planeta whisky te lo pone aún más fácil con esta playlist de música escocesa en la que bailarás con cada sorbo!