Historia del whisky japonés

Antes de comenzar a narrar la historia del whisky japonés queremos aclarar que si bien no es necesario conocerla para apreciar un buen whisky japonés, si ayuda a disfrutarlo mejor.

Además, la historia de creación de este licor es tan interesante que incluso ha sido adaptada por la televisión pública Nipona bajo el nombre “Massan”, lo decimos por si os quedáis con ganas de saber más ya que el saber no ocupa lugar.

historia del whisky japonés

¿Cuál es la historia del whisky japonés?

Haremos un viaje por las tierras niponas desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. ¿Estáis preparados? ¡Vamos allá!

Todo comenzó, como hemos dicho, a finales del siglo XIX en la tierra del sol naciente. Ya por esa época se intentaba destilar whisky japonés pero sin éxito. Allá por el año 1870 se fabricaba una especie de whisky pero de elaboración artesanal con poca salida comercial.

 Es en los años 20 cuando aparecen dos figuras fundamentales en nuestra historia: Masataka Taketsuru y Shinjiro Torii . Quedaos con sus nombre ya que los amantes del whisky les debemos mucho.

Masataka Taketsuru, la piedra angular de nuestra historia del whisky japonés, no era más que un joven químico que arrastraba a sus espaldas una gran pasión por la destilación de alcohol.  Su familia era dueña de una de las productoras de sake más grandes de todo Japón.

Pero, ¿Qué es el sake? El sake es una bebida alcohólica de origen japonés preparada a partir de arroz

Botellas whisky japonés

Volviendo a la historia, Masataka Taketsuru fue enviado a Escocia para investigar el bien-hacer de los maestros whiskeros escoceses.

Fue ahí cuando empezó una historia de amor: Masataka decidió hospedarse en la habitación de una humilde familia en la ciudad de Glasgow cayendo enamorado de la hija de la mujer de la casa: Jessica Roberta también apodada como Rita. Masataka decidió no volver a Japón, quedarse en Escocia cuidando de su amada Rita la cual estaba muy enferma. 

Sin embargo, Rita, conocedora de los sueños tan ambiciosos que tenía Masataka, le instó a irse. Cuando esta se recuperó de su enfermedad, se casaron en la ciudad de Calton en los años 20. 

Rita, la esposa de Masataka Taketsuru, jugó un papel crucial en la creación del whisky japonés ya que permitió que su marido investigase como crear el brebaje ideal mientras ella traía dinero a casa dando clases.

Hagamos un inciso para hablar de la otra figura importante de nuestra historia: Shinjiro Torii,  un farmacéutico que fracasó en su carrera y que estaba totalmente encandilado por el whisky. Cabe resaltar que Torii es considerado el “padre del whisky japonés”, ¿por qué? Porque creó lo que hoy conocemos como whisky japonés y porque fue el fundador de la destilería Kotobukiya, la que ahora es la famosa casa Suntory

En 1923 los caminos de Torii y Masatakase cruzan; Torii que ya había desarrollado prototipos de whisky decide contratar a Masataka que sabía mucho del oficio gracias a su estancia en Escocia  y  juntos emprenden una aventura whiskera. 

Nos remontamos ahora a 1934 cuando Masataka decide dejar de trabajar con Torii ya que este, según dicen, no tomaba en cuenta sus ideas. Masataka quería crear una destilería en un ambiente húmedo y con una fuente de agua pura cerca pero Torii no lo escuchaba. 

Fue ahí cuando Rita y Masataka Taketsuru fundaron su ansiada destilería en la ciudad de Yochi: la destilería de whisky japonés Nikka. En 1940  se hizo la magia y las primeras botellas del famoso whisky japonés Nikka vieron la luz.

Por ello la historia del whisky japonés se remonta a Nikka, una de las grandes creadoras de esta maravillosa bebida ¿os suena verdad? . Si no, no os preocupéis, hablaremos de ella más adelante.